Salud
Por María Isabel Triviño , 29 de septiembre de 2021

Semana del donante de órganos: El generoso legado de José

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Fotos: Hospital Base San José de Osorno.
Compartir

José de 36 años era padre de Mateo y Josefa, esforzado trabajador en ventas, deportista, fanático de la Católica y, como dicen sus padres y hermanos, una persona espontánea, bondadosa, un excelente papá y muy servicial. Muestra de ello fue su último deseo en vida, que dejó como legado a otras siete familias una tarde de mayo de 2021.

Para la familia Barra–Bello, estas Fiestas Patrias fueron distintas y más tristes, porque “Josecito” los dejó hace casi cuatro meses, tras sufrir un accidente cerebrovascular hemorrágico mientras montaba su bicicleta. A pesar de la pena que sienten como familia, hoy lo recuerdan con cariño, amor y orgullo, en esta semana del donante de órganos.

“Como familia nos cambió la vida a todos. Él era la persona que organizaba las compras, sus parrillas, era el alma de las fiestas. Este año, el ‘18’ fue algo pequeño, con mucha pena. La pena no se pasará nunca. Hay cosas irreversibles, pero hay que aguantar nomás”, relata su padre, también de nombre José.

En este sentido, Ana María, madre de José, agrega que, si bien su hijo vivió su vida a plenitud, siente que los dejó demasiado temprano.  “Siempre decía que si a él le pasaba algo, que donen todo. Yo siempre le decía que no fumara tanto porque mi papá murió con un tanque de oxígeno, pero a los 88 años. Y él me decía. ‘mamá tú crees que yo voy a llegar a los 88 años como mi abuelo?  Yo con suerte llego a los 40’ me decía siempre.. y no alcanzó a llegar a los 40”, recuerda.

Su hermano Claudio agrega que “la pena siempre va a estar, pero uno tiene que aprender a conllevar el dolor, de repente hay bajones.. él podía tener mil problemas pero nunca andaba enojado”, destaca.

Los padres y hermanos de José recalcan la importancia de cumplir la voluntad expresada en vida por un ser amado, en un momento tan doloroso y chocante como lo es su muerte.

 UNA NECESARIA CONVERSACIÓN FAMILIAR

Claudio comenta que la conversación acerca de la donación de órganos nació tras lo ocurrido a su otro hermano: Marcelo.

Y explica que “nosotros siempre hemos sido súper unidos como hermanos, en las buenas y en las malas. Cuando le pasó el tema a mi hermano Marcelo, mi mamá le donó el riñón y ahí nosotros dijimos que era muy importante el tema de donar. Entonces nosotros dijimos, todo lo que sirva, hasta los dedos, se dona… fue un pacto entre hermanos. Eso me quedó grabado y tenía que cumplirse”, enfatiza Claudio.

Marcelo es el hermano mayor de la familia y hace 11 años que es trasplantado de riñón, cuenta que, desde ese momento, se ha preocupado de la salud de todos, pero nunca imaginó que su hermano menor los dejaría tan pronto. A pesar de todo, destaca la bondad que tenía “Josecito” y cómo ellos juraron seguir su último deseo.

“Hay que dar vida, es una decisión muy difícil, que no se toma a la rápida, pero hay que hacerlo. Aunque suene frío, la persona o el alma se va de la tierra, pero si un órgano sirve para que gente viva, alguien que pueda ver o pueda salir de diálisis o vivir por un corazón, hay que hacerlo. Si tú puedes seguir dando vida, no veo el por qué no hacerlo”, subraya Marcelo.

Su padre recalca que “fue tan bueno como persona, donó todos sus órganos, es una cosa que para nosotros nos quedará grabado por siempre. Seguramente sus órganos le cambiaron la vida a otros y eso a nosotros nos deja satisfechos, porque como familia sabemos que ahora él está en otras personas y eso demuestra la calidad de hombre que era (…) la persona que recibió el corazón, será un buen crío siempre, porque él fue siempre de buen corazón”, afirma orgulloso.

Gracias al acto altruista de José y de su familia, el Hospital Base San José Osorno logró concretar una procura que benefició a siete familias que recibieron corazón, pulmón, hígado, riñones y córneas. 

A pesar del contexto de Pandemia, se trata de un hecho que no ocurría desde el 2010, en el caso de la donación de corazón, y desde el 2012 en el caso del pulmón.

“Es muy terrible cuando uno tiene problemas de ese tipo, porque nosotros lo vivimos con mi hijo (Marcelo). Yo fui quien le donó y fue rápido, pero hay personas que están mucho tiempo esperando un órgano y la gente, a veces por egoísmo, no los da o la familia se opone. Entonces, espero que quienes hayan recibido los órganos de mi niño estén bien y les haya cambiado la vida”, concluye esperanzada su madre Ana María.

VIDEO

En este contexto, el Departamento de Comunicaciones del Hospital Base de Osorno preparó un video testimonial con la entrevista a familia de José, contando parte de su vida y el legado que deja. 

Este material puede ser revisado en redes sociales del hospital, en el link https://www.facebook.com/HBSJO/videos/821766365167653/

 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Palena, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel