#HistoriasDiarioSur
Autor: DiarioChiloe.cl , 29 de marzo de 2021

La toma de Carelmapu realizada por un tío de O’Higgins en 1824

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 16 días
Manuel Riquelme, tío del prócer de la patria, fue el héroe de la captura del fuerte de Carelmapu, un episodio más de las invasiones patriotas a la isla de Chiloé.
Compartir

[#HistoriasDiarioSur] Un hecho de armas poco valorado fue la toma de esta localidad, punto vital de las líneas defensivas de Chiloé con su fuerte San Antonio Ribera. Han pasado 197 años de la acción.

Hace 197 años se produjo un hecho de armas poco valorado dentro de la historia de la Independencia de Chile, se trata de la captura de Carelmapu lograda entre el 28 y 29 de marzo de 1824 por parte de fuerzas patriotas al mando del sargento mayor Manuel Riquelme, nada menos que el tío del prócer Bernardo O’Higgins y hermano de Isabel Riquelme.

Carelmapu, ubicado en la actual comuna de Maullín, era un destacamento militar importante para los realistas, en especial para los habitantes de la isla de Chiloé, y en varias ocasiones fue la residencia del gobernador en la época colonial. Para los patriotas el gran objetivo era capturar la isla de Chiloé que seguía apoyando a montoneros realistas ocultos en los bosques del sur, pero antes había que detener el avance realista de un lado y del otro del río Maullín y para eso el fuerte de Carelmapu debía ser capturado.

LÍNEA DEFENSIVA

La primera vez que el pueblo de Carelmapu, un antiguo aillarehue huilliche, apareció en los registros de los españoles fue a través del explorador Francisco Cortés Ojea en 1558, que bautizó el lugar como Puerto de la Paz, por las buenas relaciones que mantuvo con los habitantes del lugar. La denominación no prosperó y ya a fines de ese siglo, los españoles se referían a la localidad con el nombre de Carelmapu (Tierra verde en mapudungún).

Entre 1602 y 1603 se inicia un proceso de mayor poblamiento de españoles cuando llegaron los habitantes de Osorno, luego que dicha ciudad fuera destruida por los huilliches. Fue en ese momento que se construye el fuerte de San Antonio Ribera de Carelmapu y el fuerte San Miguel de Calbuco que se convirtieron en importantes líneas defensivas para la isla de Chiloé desde el continente. La posición militar también atrajo comercio y pronto Carelmapu adquirió relevancia en la época colonial.​

Tras la caída de los fuertes de Corral y Valdivia por las fuerzas patriotas se empezó a ver a Chiloé como el próximo objetivo para liberar a Chile de la influencia de los realistas.

En febrero de 1820 Lord Thomas Cochrane intentó asaltar Chiloé y la ciudad de San Carlos de Ancud, pero sus escasas fuerzas fueron rechazadas en el fuerte Agüi. En 1824 fue el segundo intento con las fuerzas de Ramón Freire, acción donde se enmarca la toma de Carelmapu, aunque eso no significó que la isla pasara a manos patriotas.

TÍO Y AMIGO

El héroe de la toma de Carelmapu fue Manuel Riquelme de la Barrera y Vargas, aunque hay otros datos que indican que su nombre era Manuel Riquelme y Machuca. Nació en Chillán en 1772, aunque gran parte de su vida la hizo en Los Ángeles.

Desde muy niño se inició en el ejército y cultivó una gran amistad con su sobrino Bernardo, a quien recibió en la hacienda de Las Canteras en 1802 cuando éste regresó desde Inglaterra. Al estallar la Guerra de la Independencia Manuel y su sobrino Bernardo (que primero usaba el apellido Riquelme) decidieron estar con el bando de los patriotas.

En 1817 destacó por las campañas de Los Ángeles y Nacimiento y en 1823, luego de la abdicación de Bernardo O’Higgins con director supremo fue encarcelado, pero pronto lo liberaron para que estuviera en las campañas de conquista de Chiloé.

JUNTO A FREIRE

El nuevo director supremo Ramón Freire inició en marzo su primera invasión a la isla de Chiloé, pero tuvo inconvenientes con el clima sureño y una de sus naves encalló. Su idea era atacar Ancud y Carelmapu y en esta última acción encomendó al sargento mayor Manuel Riquelme tomar el fuerte que defendía el oficial español Tadeo Islas.

Riquelme desembarcó en la playa de Carelmapu el 28 de marzo de 1824 con 280 hombres, más algunas piezas de artillería. Al día siguiente atacó el fuerte que estaba defendido por 300 soldados, primero haciendo uso de los cañones y después atacando con la infantería y no tuvo gran resistencia de los realistas. Los patriotas apenas tuvieron dos bajas en dicha acción y se apoderaron del fuerte, mientras Islas y su gente huyeron a los bosques. Los patriotas los persiguieron y pasando el río Maullín las fuerzas realistas se dispersaron completamente y otras huyeron hasta Calbuco.

En la isla, el 1 de abril se libraba la batalla de Mocopulli y aunque los patriotas lograron hacer huir a los realistas del campo de batalla tuvieron más heridos de los que pensaron tener. Con pocos pertrechos y medicinas, Freire prefirió no arriesgarse y no avanzar hacia Ancud y al final abandonó sus planes de invasión. El director supremo regresó en enero de 1826 y en las batallas de Pudeto y Bellavista logró anexionar la isla a la república de Chile.

Respecto al fuerte de San Antonio Ribera de Carelmapu estaba ubicado en el actual Cerro La Picuta, aunque hoy ya no existe ningún resto de su pasado colonial y el espacio es utilizado como mirador hacia la bahía de Carelmapu.

Manuel Riquelme, a su vez, hizo su vida en Los Ángeles y fue designado Gobernador militar y Comandante de Armas de dicha plaza, manteniéndose en ese cargo hasta 1852, año en que fue nombrado Ministro de la sala marcial de la Corte de Apelaciones de Concepción. Ese año fue ascendido a coronel, después de lo cual recibió el grado de General de Brigada. Fue entrevistado por grandes historiadores acerca de la vida de Bernardo O’Higgins y el periodo de la Independencia de Chile, tales como Diego Barros Arana y Claudio Gay. Falleció en Los Ángeles en 1858 y su descendencia aún vive en dicha ciudad.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel