Ciencia y Tecnología
Autor: DiarioPalena.cl , 10 de enero de 2021

Reconstruyen digitalmente una cueva del volcán Chaitén

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 6 días
Compartir

Un viaje virtual por la cueva Vilcún, que guarda valiosos registros arqueológicos que dan cuenta del poblamiento humano en la antigüedad, fue posible gracias a un exhaustivo trabajo de fotogrametría y modelación 3D.

Un complejo trabajo de fotogrametría y modelación 3D realizó el profesor Andrés Burbano, del Departamento de Diseño de la Universidad de los Andes, recreando virtualmente una cueva cercana al volcán Chaitén.

A partir de entre 300 y 400 fotografías de altísima precisión, que luego se juntaron para recrear en 3D este espacio geológico, surgió un proyecto que combina arte y ciencia para proponer un nuevo entendimiento de la relación entre el hombre y la naturaleza.

Todo esto es posible gracias al proyecto "Double-Sided Inmersion, Three dimensional reconstruction of the cave geometry", del profesor Burbano, este es un componente de las investigaciones de la arqueóloga y vulcanóloga Karen Holmberg, de la Universidad de Nueva York.

TRABAJO ARQUEOLÓGICO

El proyecto nació del trabajo de la arqueóloga, quien en el año 2015 llegó a Chile y visitó Chaitén y en un tour por Santa Bárbara, conoció las cuevas de Vilcún, en base a lo periciado en el lugar por sus colegas Francisco Mena y Rafael Labarca en el 2012. Fue una visita rápida, apenas tomó algunas fotos y regresó con ellas a Estados Unidos, donde comenzó a averiguar sobre el lugar.

Luego de tres años de esa primera visita, con financiamiento de National Geographic, y el patrocinio de la Universidad Austral (UACH) Sede Puerto Montt y la Fundación Procultura, Holmberg volvió al país para liderar un proyecto de investigación que incluía a arqueólogos, un geólogo, un fotógrafo y al propio Andrés Burbano.

En el 2012, Mena y Labarca encontraron ocupaciones de poblaciones locales cazadoras recolectores marinas de al menos 800 años atrás, en tanto el trabajo liderado por Holmberg permitiría rastrear hallazgos mucho más atrás en el tiempo, que incluyen herramientas de piedra y hueso, pinturas rupestres y grabados. A partir de este trabajo, la arqueóloga proyectó publicar 3 o 4 artículos sobre la expedición, y lograr más financiamiento para nuevos trabajos en el lugar.

RECONSTRUCCIÓN 3D

El trabajo de Burbano comenzó antes de la llegada del equipo completo de Karen Holmberg, quien explicó que “queríamos recordar el sitio antes de comenzar de empezar la excavación. Andrés Burbano, especialista en medios y tecnologías emergentes hizo la fotogrametría, él trabaja con una técnica de frontera, y trajo al lugar un equipamiento nuevo y software”.

La intención de este trabajo es proponer un nuevo entendimiento sobre la relación de los seres humanos con el planeta, pues, por ejemplo, las pinturas de sus paredes datan de hace 1.500 años y podrían dar nuevas luces sobre cómo llegó el hombre a las Américas. Además, dan la posibilidad de que cualquier persona pueda visitar de manera virtual un lugar de difícil acceso sin alterar el ecosistema ni afectar su valor arqueológico.

El especialista utilizó un equipo robusto compuesto por drones, cámaras y luces, realizó tomas de todos los contornos de las cuevas, los diferentes colores, y cómo se relacionan entre ellas las obras. “Se puede abrir el modelo y ver desde distintos ángulos. No es solo un registro, sino también una herramienta de análisis”, concluyó la arqueóloga.

Burbano usó videos en 8k y 360 grados que permitieran captar los detalles. También tomó entre 300 y 400 fotografías para alcanzar una reproducción lo más exacta posible. “Fue como poner un estudio en medio de la selva: la cueva estaba oscura, entonces tuve que usar luces para iluminar y evitar el uso del flash para no dañar los pigmentos de pinturas rupestres de hace más de 1.500 años”, explicó Burbano.

Mediante una técnica llamada fotogrametría se creó el modelo tridimensional, que propone un recorrido en varias direcciones y que está diseñado para ser visto con gafas 3D o en instalaciones con varias pantallas.

El trabajo de Burbano y Holmberg también está disponible en línea en la exhibición Topography-Time-Volcano: Online Inmersion, conformada por cuatro piezas mediante las cuales, además de visitar la cueva, se puede recorrer el volcán Chaitén y ser testigo de una de sus erupciones; hacer viajes en dron por las playas, el mar y las montañas que componen este paisaje; y pasar de la superficie del volcán al suelo del planeta Marte, como una forma de mostrar que los humanos son también parte de un universo.

Nota elaborada en base a los artículos; “La reconstrucción digital de una cueva patagónica”, en https://notauniandina.uniandes.edu.co, y “Arqueología, arte y geología: El redescubrimiento de las cuevas de Vilcún”, en https://colegiodearqueologos.cl

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel